jueves, 3 de febrero de 2011

Dušan Šlosar: un gran profesor por fuera y un gran defensor de la libertad por dentro


En verano me compré un libro conmemorativo sobre la vida del lingüista Dušan Šlosar, profesor emérito de la Universidad de Masaryk en Brno. Ya conocía su obra como lingüista, pues es famosa en todo el país, pero desconocía que además de ser uno de los docentes con más y mejores publicaciones, fue uno de los organizadores de la resistencia contra el comunismo. Todo lo hizo a la sombra, con discreción, como una hormiguita que día a día va preparando el camino para que el día de mañana pudiese estallar la revolución.

La política en nuestro país es siempre una magnífica oportunidad para gente con más ambiciones que capacidades

El libro se llama Jaké hlavy, takový jazyk (Igual que nuestras cabezas, así es la lengua). Es un libro de entrevistas que le hicieron algunos compañeros suyos, entrevistas sobre su vida y sus recuerdos. Un testimonio absolutamente sobrecogedor, sobre todo por la entereza y la dignidad con la que siempre asumió su trabajo, tanto en los años duros que vineron tras la ocupación rusa del 68 como en los años dorados posteriores a la Revolución de Terciopelo.

No me voy a entretener contando su vida, dejo aquí su CV (Dušan Šlosar), sólo pondré los fragmentos que más me han llamado la atención ordenados por épocas (la traducción de los fragmentos es mía).
Al hablar de la década de "normalización" (años 70) tras la ocupación rusa de Checoslovaquia:

Pregunta: Si hablamos de los disidentes, en Brno hubo una figura clave, Jaroslav Sabat, que junto a su familia, justo al comienzo de los años setenta organizó la primera protesta activa -boicot de las elecciones- y fueron juzgados y encarcelados durante varos años.¿Cómo siguió este acontecimiento? ¿Tuvo alguna resonancia en los círculos académicos, aunque fuese como mero tema de conversación?
Respuesta: Su boicot pasó de veras a la historia, aunque en la práctica no tuvo mucha repercusión. Y como tema no era, digamos, muy adecuado, gobernaba el miedo.
P: Si lo comparara con los años cincuenta, ¿en qué se diferenciaba el miedo de entonces del miedo de la época de "normalización"? ¿Cómo cambiaron los métodos con los que el régimen [comunista] se aseguraba su observancia?
R: Los cambios fueron insustanciales, las personas podían ser encarceladas igual que entonces. Aunque ya no podían ser enviadas a un campo de concentración.

Al hablar sobre la Revolución de Terciopelo (Sametová Revoluce, 17 de noviembre - 29 de diciembre de 1989):
P: ¿Qué le parece el término Revolución de Terciopelo?
R: Es algo que inventaron los periodistas occidentales, y lleva las huellas de su visión exterior del problema. Yo personalmente no lo uso [...], yo uso normalmente El Noviembre (Listopad) o de forma más prosaica La Restauración (převrat).

Al preguntarle sobre su participación en la iniciativa "Děkujeme, odejděte" (Gracias, Márchense), que conmemoraba el décimo aniversario  de la caída del comunismo en Checoslovaquia, pronunció una frase que me ha parecido reveladora:
La política en nuestro país es siempre una magnífica oportunidad para gente con más ambiciones que capacidades
¿Sólo en la República Checa? ¿Alguien más identifica "nuestro país" con el suyo propio?

Dušan Šlosar creó el término Estilística de la mentira (stylistika lži) para referirse a las técnicas de manipulación utilizadas durante el comunismo para controlar a la población. En oposición a lo que podríamos llamar "encubrimiento democrático" (demokratické mlžení) de la actualidad.

P: ¿Cual es la verdadera diferencia entre la estilística de la mentira del totalitarismo y el encubrimiento democrático? ¿Hay alguna?
Dusan Slosar.
Foto tomada de Hospodářské Noviny
Me atrevo a decir que la foto está sacada
en la planta de arriba de la librería
 Academia de Brno (Nám. Svobody).
R: No puede tener el mismo efecto, porque ahora disponemos de la experiencia histórica. Repetir algo similar no sería posible[...]
P: ¿Hay alguna protección contra el encubrimiento democrático? ¿Se trata de un fenómeno universal o es particular nuestro? ¿Se puede considerar que en ciertas épocas, como fue por ejemplo la transformación postcomunista, la lengua es proclive a la deformación debido a la influencia de determinadas realidades sociales?
R: Es una cuestión universal y depende solamente de en que medida la sociedad, o un lector concreto, está dispuesto a tolerarlo. La lengua está en nuestra cabeza. Igual que esas cabezas, así es la lengua. Es un hecho que viene dado, no se puede cambiar. La protección es quizás el conociminto de las falacias de Aristóteles, es decir, de los argumentos engañosos o incompletos de los que ya hemos hablado. Entonces, la habitual descalificación a los que discrepan -falacia ad hominem- será considerada como una tontería absurda.

4 comentarios:

  1. Miguelón,¿tienes el que se llama jazycnik de Slosar?

    ResponderEliminar
  2. Tu link al anunio no funciona

    ResponderEliminar
  3. Pues no piques en el anuncio :) Lo importante es el contenido del blog :)

    ResponderEliminar
  4. Antoni, el Jazycnik de Slosar es casi imposible de encontrar. Bueno, la última vez que estuve en Brno, ni siquiera pude encontrar los otros dos: Tísiciletá y Otisky, pero todavía guardo una copia en casa de ambos

    ResponderEliminar