viernes, 25 de febrero de 2011

La cerveza checa: el tamaño sí importa

España vs. Chequia
La cerveza o pivo es la bebida nacional de la República Checa, sobre todo de la parte de Bohemia (en Moravia comparte el protagonismo con el vino blanco). Su calidad y variedad son inigualables, en mi opinión muy superior a la mayoría de las cervezas irlandesas, belgas y alemanas; sobre todo en calidad/precio. Hay además un factor que hace que me decante por la cerveza checa: el tamaño. La jarra estándar es de medio litro y por "cerveza pequeña" -malé pivo- entienden la de 0,33 litros (o sea, nuestro tercio).

Consumo
Los checos son los mayores consumidores de cerveza del mundo: 156,9 litros por persona y año; además de unos grandes consumidores de alcohol en general: 20 litros de alcohol puro por persona y año de media.
De acuerdo con la OMS el 34,4% de los varones checos son bebedores compulsivos. Más de la mitad del consumo alcohólico del país corresponde a la cerveza.
Checo perteneciente al 34,4%  de "casi alcohólicos"

Nombres
No es de extrañar que consumiendo tanto como consumen, los checos tengan una gran variedad de palabras. Esto es especialmente significativo en Brno, ciudad cuyo dialecto exclusivo (hantec) posee al menos una decena de palabras para tan preciado líquido.
  • Para la cerveza normal: pivo, pivko, pivečko
  • Según su fuerza: desítka 10º, jedenáctka 11º, dvanáctka 12º...Ojo, no indica porcentaje de alcohol, el número indica fermentación. La de 10º contiene en torno a un 3% de alcohol y la de 12º tiene un 4% aprox.
  • Jerga sobre marcas: gambáč (gambrinus), starobahno (starobrno)...
  • Nombres en hantec, dialecto de Brno: bahno, škopek, čechr, hrnec, kališek, kybl, zrzka...

¿Por qué la cerveza checa?
La República Checa está en un lugar privilegiado para la fabricación de tan preciada bebida: sus campos producen grandes cantidades de cebada necesaria para la fabricación de la malta (cebada tostada) y  su clima es el ideal para el cultivo del lúpulo que le da el característico sabor amargo, siendo el lúpulo más apreciado del mundo.
La ciudad de Plzeñ es la que da nombre a un tipo de cerveza (tipo pilsner) que se empezó a fabricar allí (por cierto, la inventó un alemán, pero eso es un detalle que debes ocultar si hablas con un checo). Desde entonces se sigue fabricando, en la actualidad bajo el nombre comercial de Pilsner Urquell.

Origen
Además de la cantidad, influye también la antigüedad: los primeros celtas que se asentaron en las tierras checas ya preparaban bebidas de cereales fermentados y hay documentos históricos que prueban la existencia de cultivos de lúpulo en el s. XI. Pero en realidad fueron los pueblos eslavos los que se interesaron por mejorar la calidad de la cerveza y su control, obligaron a que la cerveza estuviese fabricada solo por especialistas en la materia y las autoridades públicas controlaban su fabricación.
Ya en la antigüedad, el control de la cerveza suponía unos pingües beneficios a algunas ciudades checas, los reyes se reservaban el derecho de autorizar la fabricación de cerveza. Antes de construir una fábrica de cerveza (pivovar) la ciudad debía recibir el derecho de milla (právo milové) y el derecho de fabricación de cerveza (právo várečné).
Más tarde, los nobles y los monasterios comenzaron a fundar sus propias fábricas de cerveza y en el s. XIX se alcanzó el boom de la cerveza checa e incluso se fundó en Brno la primera escuela especializada en formar a maestros cerveceros. La popularidad continuó hasta la 2ª Gª Mundial.
Durante la época comunista, el alcohol se utilizó como medio para satisfacer a las masas (como el pan y circo romano). Se acometieron reformas de las fábricas existentes, para hacerlas más competitivas y producir a menor precio y la República Checa siguió siendo un gran exportador de cerveza pero a costa de perder calidad.
En la actualidad la situación no es mucho mejor, la mayoría de las fábricas están en manos extranjeras que han construido un auténtico oligopolio. Pero se están creando nuevas fábricas artesanales que surten a los restaurantes locales y producen excelentes zumos de cebada.


¿Qué cerveza beber?
En España no hay muchas marcas para elegir. La que más se encuentra en los bares es la Pilsner Urquell (plzeñ) que además es una de las mejores. Otras marcas que podemos encontrar en los supermercados grandes son: la staropramen, la budvar o la 1795 que también es de budvar (y que por cierto nunca la he visto en la R. Checa, solo aquí). Todas tienen precios similares aquí, pero mi favorita sigue siendo la pilsner.


¿Qué cerveza no beber?
también hay muchas cervezas malas, en mi opinión, las peores son: kozel 10º y černá hora -a la que yo llamo bílá hora por su mal sabor-. Tampoco es demasiado buena la gambrinus o gambáč.

domingo, 20 de febrero de 2011

Los checos y el alemán III (y último)

Lo primero, pedir perdón a mis, cada vez más numerosos, seguidores por no cumplir las fechas previstas de publicación. Con esto termino este aburrido tema, lo pnrometo. El siguiente será más divertido: Los checos y el alcohol. Hoy solamente querría comentar los motivos por los que creo que los checos odian a los alemanes , pues no se reduce solo a la Segunda Guerra Mundial, se trata de algo más profundo y ancestral, si alguien quiere leer un texto más documentado, le recomiendo el artículo de la wikipedia Czech-German relations mi blog es menos académico:

Vy jste měly na vybranou mezi válkou a hanbou... 
Zvolily jste hanbu. Budete mít válku


miércoles, 16 de febrero de 2011

Los checos y el alemán II: ¿Por qué los checos odian a los alemanes? Mas palabras alemanas en checo

En la entrada del domingo preguntaba por qué los checos odian tanto a los alemanes. Un comentarista anónimo dijo que era evidente que se trataba del odio tras la segunda guerra mundial, sin embargo la disputa es más antigua. 
Tras 400 años de dominación germano-austriaca, a principios del siglo XX casi un tercio de la población checa era alemana, esta población ejercía una gran influencia, que ha dejado mucha huella: checos como Kafka, Freud y otros escribieron sus obras en alemán, lo cual no está muy bien visto en la actualidad. Testigo de ello son también los numerosos apellidos alemanes: Swarzemberg, Šubrt, Bauer...; y las numerosas ciudades con nombre alemán (los checos se han encargado de camuflarlo, adaptando la ortografía o añadiendo el adjetivo český delante): Karlsbad (Karlovy Vary), Köln (Kolín), Budweis -de donde viene la cerveza Budweiser- České Budějovice...Toda chequia está llena de vestigios germanos.
Algunas ejemplos de la mucha influencia alemana en el checo (en negrita las palabras que vienen del alemán):
  • Ty máš ale pech! = Ty máš ale smůlu. Tienes mala suerte.
  • Lepší být obezřetnej, než si nechat vyluftovat konto = Lepší být obezřetený než si nechat "vyvětrat" účet. Sacada de un foro checo dymka.net

domingo, 13 de febrero de 2011

Los checos y el alemán:influencia de sus queridos vecinos

Recuerdo que una de las primeras palabras que aprendí en checo era Němec (alemán), más tarde aprendí que viene del adjetivo němý, mudo. Entonces comprendí que la relación entre los dos vecinos (checos y alemanes, eslavos y germanos) nunca fue muy buena. Si la palabra oficial para referirse a un alemán significa mudo, podemos imaginarnos cómo son las palabras no oficiales.
No es raro que los checos utilicen el gentilicio coloquial němčour o incluso palabras como nácek (nazi) o vepř (cerdo) como despectivo para referirse a sus queridos vecinos germanos. Tampoco es raro que se utilicen palabras alemanas (sobre todo en los Sudetes y en Moravia), pero lo significativo es lo mucho que ha cambiado el estatus del alemán:
A principios del siglo XX, en las zonas rurales la gente utilizaba palabras alemanas para no parecer campesinos. El alemán era una lengua de las élites. Se oían frases como:
Štumedla pucovala na forhauzě hauzmajsterovy vinterok

lunes, 7 de febrero de 2011

Vuelos baratos (y no tan baratos) a Praga y a Brno

Especialmente dedicada a todos aquellos que estamos "švorc"  o "máme hluboko do kapsy" (estamos sin un duro)

Por petición popular, dedico esta entrada a los vuelos baratos (y no tanto) para volar a la República Checa. ¿Cuáles son las compañías más baratas y más caras? ¿Cuáles ofrecen vuelos directos...?
Por simplicidad voy a distinguir entre vuelos directos y no directos España República Checa:

Vuelos directos
  • Smart wings: Lamentablemente, esta compañía ha dejado de volar desde Madrid, pero sigue volando a Praga desde Málaga, Valencia, Barcelona, Gerona, Ibiza, Palma de Mallorca, Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. a Brno desde Gerona y Palma de Mallorca y a Ostrava desde Palma de Mallorca. Precios: desde 40€ trayecto. Equipaje: dejan facturar una maleta hasta 20 kg y llevar una bolsa de mano de hasta 5 kg. El buscador de vuelos es un martirio, pero ahí os lo dejo: http://www.smartwings.net/home.php?
  • Iberia: solamente vuela a Praga, supuestamente el precio por un billete de  ida y vuelta es de 86€ (desde 86 mejor dicho) pero no he encontrado un solo ser vivo que pagase tan poquito por un billete de Iberia. Nos dejan llevar una sola maleta de hasta 23 kg. No ponen límite en el peso del equipaje de mano, solo en las dimensiones. Y dejan llevar una maleta pequeña y un accesorio. http://www.iberia.com/
  • České aerolinie: podemos encontrar vuelos desde 86€ ida y vuelta. Cuidado, si los compramos a través de la página de internet, no nos incluyen el precio de las tasas hasta el último paso de la compra, así que el vuelo es más caro de lo que a priori podemos pensar. Por lo demás, el servicio es excelente (o lo era) te dan de comer y te dan cerveza, vino... Nos dejan llevar 1 maleta de hasta 23 kg. y dos bolsas de mano (hasta 15 kg). A menudo los vuelos son compartidos con Iberia, en cuyo caso, hablarán español, si no, no nos hablarán más que en checo o inglés.  http://www.csa.cz/en/portal/homepage/cz_homepage.htm
  • Vueling: vuelan a Praga, desde Alicante, Asturias, Barcelona, Granada, Ibiza, Málaga, Mallorca, Menorca, Santiago, Sevilla y Tenerife. Yo todos los vuelos que he visto son carísimos (unos 80€ mínimo por trayecto). http://www.vueling.com/
  • Wizz-air: vuelan a Praga, desde Madrid y desde Barcelona. Precios desde 60€ ida y vuelta. En cuanto al equipaje es increíble. Dejan llevar una bolsa de mano de 10 kg. Lamentablemente, han cambiado su política de equipajes y ahora cobran por cada maleta (10-15€ por trayecto), pero lo único bueno es que el límite sigue siendo de 32 kilazos. Personalmente recomiendo esta compañía. http://wizzair.com/?language=ES
Vuelos con escala
  • Creo que lo mejor es consultar una página que nos busque automáticamente los vuelos. Me parece que una de las mejores es http://www.edreams.es/ Hay muchas compañías con numerosas posibilidades de escala: Lufthansa, Brussels airlines, Swiss airlines... Pero todas ellas nos las analiza e-dreams para darnos un precio mejor.
  • Ni ryanair ni easy-jet venden vuelos a terceros, así que conviene meterse en su página. Lo mejor casi siempre es hacer escala en Milán, pero ojo, ninguna de estas compañías vende vuelos con escala, así que hay que comprar dos billetes por separado, con lo que si hay una complicación o un retraso en el primero, perderemos también el segundo. Precios desde 10€ ida y vuelta para Ryanair y desde 60€ ida y vuelta con easy-jet. Ojo ¡Las maletas se pagan aparte! ¡20€ por maleta y trayecto! Y una sola bolsa de mano que tiene que cumplir las medidas estipuladas estrictamente. No se permite llevar ni un bolso de señora aparte.
Si ni siquiera eso nos contenta
  • Si queremos algo realmente barato (aunque largo), podemos tener en cuenta que Ryanair vuela a Cracovia desde Madrid y que easy-jet vuela a Viena, así que podemos volar con ellos. Después habrá que ingeniárselas para llegar a Praga  o a donde queramos ir. Lo más barato es ir en autobús. Concretamente en student agency (no hay que ser estudiante, es que se llama así). El tren es más cómodo pero más caro. Si vamos en tren, es mejor comprar el billete de ida y vuelta, sale más barato.
Bueno, pues eso es todo, si alguien se entera de otra combinación, que lo postee por favor.

jueves, 3 de febrero de 2011

Dušan Šlosar: un gran profesor por fuera y un gran defensor de la libertad por dentro


En verano me compré un libro conmemorativo sobre la vida del lingüista Dušan Šlosar, profesor emérito de la Universidad de Masaryk en Brno. Ya conocía su obra como lingüista, pues es famosa en todo el país, pero desconocía que además de ser uno de los docentes con más y mejores publicaciones, fue uno de los organizadores de la resistencia contra el comunismo. Todo lo hizo a la sombra, con discreción, como una hormiguita que día a día va preparando el camino para que el día de mañana pudiese estallar la revolución.

La política en nuestro país es siempre una magnífica oportunidad para gente con más ambiciones que capacidades

El libro se llama Jaké hlavy, takový jazyk (Igual que nuestras cabezas, así es la lengua). Es un libro de entrevistas que le hicieron algunos compañeros suyos, entrevistas sobre su vida y sus recuerdos. Un testimonio absolutamente sobrecogedor, sobre todo por la entereza y la dignidad con la que siempre asumió su trabajo, tanto en los años duros que vineron tras la ocupación rusa del 68 como en los años dorados posteriores a la Revolución de Terciopelo.

No me voy a entretener contando su vida, dejo aquí su CV (Dušan Šlosar), sólo pondré los fragmentos que más me han llamado la atención ordenados por épocas (la traducción de los fragmentos es mía).
Al hablar de la década de "normalización" (años 70) tras la ocupación rusa de Checoslovaquia:

Pregunta: Si hablamos de los disidentes, en Brno hubo una figura clave, Jaroslav Sabat, que junto a su familia, justo al comienzo de los años setenta organizó la primera protesta activa -boicot de las elecciones- y fueron juzgados y encarcelados durante varos años.¿Cómo siguió este acontecimiento? ¿Tuvo alguna resonancia en los círculos académicos, aunque fuese como mero tema de conversación?
Respuesta: Su boicot pasó de veras a la historia, aunque en la práctica no tuvo mucha repercusión. Y como tema no era, digamos, muy adecuado, gobernaba el miedo.
P: Si lo comparara con los años cincuenta, ¿en qué se diferenciaba el miedo de entonces del miedo de la época de "normalización"? ¿Cómo cambiaron los métodos con los que el régimen [comunista] se aseguraba su observancia?
R: Los cambios fueron insustanciales, las personas podían ser encarceladas igual que entonces. Aunque ya no podían ser enviadas a un campo de concentración.

Al hablar sobre la Revolución de Terciopelo (Sametová Revoluce, 17 de noviembre - 29 de diciembre de 1989):
P: ¿Qué le parece el término Revolución de Terciopelo?
R: Es algo que inventaron los periodistas occidentales, y lleva las huellas de su visión exterior del problema. Yo personalmente no lo uso [...], yo uso normalmente El Noviembre (Listopad) o de forma más prosaica La Restauración (převrat).

Al preguntarle sobre su participación en la iniciativa "Děkujeme, odejděte" (Gracias, Márchense), que conmemoraba el décimo aniversario  de la caída del comunismo en Checoslovaquia, pronunció una frase que me ha parecido reveladora:
La política en nuestro país es siempre una magnífica oportunidad para gente con más ambiciones que capacidades
¿Sólo en la República Checa? ¿Alguien más identifica "nuestro país" con el suyo propio?

Dušan Šlosar creó el término Estilística de la mentira (stylistika lži) para referirse a las técnicas de manipulación utilizadas durante el comunismo para controlar a la población. En oposición a lo que podríamos llamar "encubrimiento democrático" (demokratické mlžení) de la actualidad.

P: ¿Cual es la verdadera diferencia entre la estilística de la mentira del totalitarismo y el encubrimiento democrático? ¿Hay alguna?
Dusan Slosar.
Foto tomada de Hospodářské Noviny
Me atrevo a decir que la foto está sacada
en la planta de arriba de la librería
 Academia de Brno (Nám. Svobody).
R: No puede tener el mismo efecto, porque ahora disponemos de la experiencia histórica. Repetir algo similar no sería posible[...]
P: ¿Hay alguna protección contra el encubrimiento democrático? ¿Se trata de un fenómeno universal o es particular nuestro? ¿Se puede considerar que en ciertas épocas, como fue por ejemplo la transformación postcomunista, la lengua es proclive a la deformación debido a la influencia de determinadas realidades sociales?
R: Es una cuestión universal y depende solamente de en que medida la sociedad, o un lector concreto, está dispuesto a tolerarlo. La lengua está en nuestra cabeza. Igual que esas cabezas, así es la lengua. Es un hecho que viene dado, no se puede cambiar. La protección es quizás el conociminto de las falacias de Aristóteles, es decir, de los argumentos engañosos o incompletos de los que ya hemos hablado. Entonces, la habitual descalificación a los que discrepan -falacia ad hominem- será considerada como una tontería absurda.